Alrededor de 1000 plazas totalizan este año las capacidades de participantes en los certámenes de pesca programados en Cuba, según el calendario oficial entregado por la Federación Cubana de Pesca Deportiva. Y nos estamos refiriendo únicamente al primer nivel competitivo, pues no menos de una docena de eventos tienen réplicas en municipios y provincias, generalmente con carácter pre-selectivo con vistas a los campeonatos nacionales de cada modalidad.

Exactamente 791 competidores están previstos solo en 16 certámenes de carácter nacional programados, mientras se hallan algunos más pendientes de confirmación. Como es habitual el programa anual comienza con el Torneo Nacional de pesca de la Trucha Incendio de Bayamo, efectuado en la capital de la provincia de Granma del 15 al 19 de enero, con dos jornadas competitivas en el embalse de Leonero.

Tan solo un mes después la tropa truchera saca al sol las cañas, lombrices de vinilo y los rapalas para medirse en el IV Abierto de la Lobina Negra Boquigrande, como siempre en la acogedora presa Minerva –Villa Clara- y su campismo anexo, del 18 al 22 de febrero.

En marzo, del 11 al 15, de vuelta a Villa Clara para el certamen nacional femenino Copa Ocho de Marzo. Es una cita que debe mucho a la persistencia de José Quintín Cardoso Gómez, el presidente de la filial provincial de la FCPD, y merecería que en cada municipio y en cada provincia se prepararan los equipos para medirse en esta lid. Por una parte, porque nuestras compañeras, hijas, madres y hermanas lo merecen, y porque es una forma más de disfrutar juntos. Para algunos, de lograr comprensión en el hogar hacia su entretenimiento favorito, vaya uno a saber. Tal vez el certamen tendría mayor acogida si fuera una competencia en parejas, o en familia, como una de vara criolla que se convocaba hace más de veinte años, pero de un modo u otro las señoras tienen que estar activas en este deporte, y no solo por la propaganda de género y otras oportunas retóricas que no son de esta web.

Dicen que en abril habrá competencia de spinning costero en Santiago de Cuba. Les recomiendo releer el reporte de la cita anterior . Pasemos al siguiente: en mayo una propuesta para gente que sabe, el Primer Abierto de Spinning Costero en el litoral norte de Las Tunas. Es un proyecto al que todavía le falta el veredicto final, pero significa que la pesca a vara y carrete desde costa, una modalidad desafiante y con arrastre de los verdaderos deportistas de la pesca cubana, ganaría un nuevo escenario de primera clase.
Para finales del mismo mes, el 47o Torneo Nacional de la Pesca de la Aguja “Ernest Hemingway” (28 de mayo al primero de junio), un tope que pide cambios para que su prestigio no mengüe. Sabio es reconocer que si en una época corrían tanto la aguja por estas aguas, que en un torneo era posible colgar medio centenar de peces de pico en las horcas, hoy la abundancia de peces y los criterios deportivos han arribado a un nuevo compromiso: sostenibilidad.

En junio podría ser noticia la recuperación de los Festivales Nacionales de la Pesca del Pargo Criollo, que durante décadas tuvieron sede en la costa norte de la provincia de Matanzas. En el calendario sí es firme, en cambio, la Competencia Nacional del Sobaco (Bahia Honda, Pinar del Río, 25 al 28 de junio). Los certámenes de sedal a mano como estos son concesiones a una tradición recreativa que permanece muy viva en Cuba; de hecho, no son pocos los que se inician en el deporte con esta técnica. Ya algunos piensan en que debe ponerse límites en ella a la cuota de capturas, como se ha logrado en las citas de vara y carrete, como es el caso del IV Torneo Nacional Abierto de Spinning Costero “Aniversario del INDER”, en el Sur de la Isla de la Juventud, del 10 al 15 de junio. Hay 62 plazas, niños. No empujen y pidan el último.

Parece julio haber quedado como reserva, un respiro después de un cargado primer semestre de 2009, pero en verdad el primer mes de las vacaciones escolares debería servir a cada municipio y provincia de este país para preparar a sus muchachos y tener lista una selección de nuevos campeones que vayan a disfrutar, con el lujo de cariño que ya supo dispensar Villa Clara, en la II Competencia Nacional Infantil de la Vara Criolla que tiene fecha en agosto. El Ejecutivo Nacional de la FCPD dispuso que sean 64 competidores a esta cita nacional, decisión que muestra sentido de compromiso, cuando se recuerda que en la cita de apertura se logró a duras penas que las filiales presentaran una docena de niños, y eso gracias a seis provincias.

Septiembre aparece estable en la programación de los eventos del año, con la III Competencia Nacional de la Vara Criolla , responsabilidad nuevamente de la provincia de La Habana, y la Competencia Nacional de Spinning desde embarcación que la provincia de Granma celebra desde 1992 en Cabo Cruz, y que no hay motivo para seguirle llamando …de la Barracuda, porque lo que no debe hacerse es ingerir la carne de este pez, pero no es necesario renunciar a su pesca bajo normas deportivas si se cumplen bien determinadas exigencias reglamentarias. Como parte del programa de esta animado certamen, celebran una competencia infantil que es una verdadera fiesta para los muchachos de aquel rincón cubano, donde llevan la pesca y el mar en la sangre. Es un deber reconocer el entusiasmo con que se dedica a organizar el tope de los niños el aficionado capitalino Elio Ravelo. ¿Podría el niño campeón de esta competencia local ser invitado especial del certamen nacional infantil del año siguiente?

Octubre con dos abiertos: Zapatafly2009 del 13 al 18, y el de Spinning desde Embarcación de Playa Inglés, Cienfuegos, que es una cita para seguir de cerca. Si desean comentarios, en este sitio pueden hallar varios reportajes de años anteriores acerca de ambas citas.

Para finales de años hay novedades y hasta rumores. De tinta oficial está en el plan de noviembre la celebración del 1er. Nacional Abierto de la trucha al vadeo en la Isla de la Juventud. El solo anuncio de una nueva modalidad en competencia daría para un artículo, pero después, que el año está apretado. Lo que no debe pasar por alto es el reconocimiento a los amigos pineros –por el antiguo nombre de Isla de Pinos que tuvo esa ínsula- porque están empezando a reconocer sus propios valores piscatorios.

Otra novedad que merece elogio por la misma exacta razón es la intención de Cienfuegos de convocar el Abierto de la lobina negra boquigrande Damuji 2009 en diciembre. En cierta ocasión se dijo que la pesca deportiva de la trucha cubana daba para un circuito de eventos cada año, y se está cumpliendo. Rumores ha habido de que también en Florencia, Ciego de Ávila, podría hacerse un certamen del bass. Ahora mismo está en proyecto, no en rumor, un torneo internacional para la pesca de esta especie fluvial en Hanabanilla; sería una especie de reedición del que se hizo con esmero e iniciativa, en 1998. Aquel se llamó Todos Estrellas de la pesca del Bass en Cuba. Se ha escuchado de un certamen en borrador que haría topar a competidores punteros de los escalafones de spinning marítimo y pesca a mosca nada menos que tras los sábalos del estuario del río Cauto o sus inmediaciones, cerca de Manzanillo, otra vez Granma.

El otro certamen internacional previsto en este año, en que se cumple el aniversario 30 de la fundación de la Federación Cubana de Pesca Deportiva, sería de pesca a mosca. Ojalá pronto tengamos detalles para ofrecerles.