Suspendido ZAPATAFLY 2007











Suspendido
Zapatafly 2007

Entre los días 10 y 15 de este noviembre cálido el todavía disperso grupo de pescadores a mosca cubanos tenía una cita en las marismas del Parque Nacional Ciénaga de Zapata. En el calendario de cada cual estaban marcadas esas fechas para construirle un nuevo capítulo al torneo Zapatafly, que alcanzaría así una promisoria segunda edición.

El recuerdo más persistente de Zapatafly2006 (26 de septiembre al 1ro de octubre del año anterior), es la decisión de no sacrificar ningún pez, ni siquiera ante la eventualidad de dejar pasar un record nacional: Cuba ya necesitaba – ¡necesita! – una competencia en la que la vida de los peces no sea el premio obligado a la habilidad técnica.

Y se hizo más. Toparon los contendientes en un catálogo de pruebas de lanzado de precisión y distancia, de normas homologadas con las de los más exigentes polígonos en la especialidad, y de una vez se echaron los cimientos de una escuela cubana de pesca a mosca con categoría internacional. Cimientos se ha dicho, todo a su tiempo.

Si fueron de nervios y sorpresa el lanzado de precisión, reto al control y la atención, y la prueba de distancia tomada sin conocer a los contrarios, qué decir del Taller con sus diez ponencias, de cuyos activos debates surgió la propuesta de crear el Programa de Estudios de Pesca Deportiva, cuya entrada en la práctica cotidiana promete aliento a la deportividad y a la educación ambiental entre los aficionados, y profesionalidad con respaldado científico técnico a los guías y especialistas del sector Turismo.
El Programa que menciono, cuya redacción concluyó el 14 de noviembre de 2006 en el Parque Nacional El Bagá, es patrimonio de los pescadores deportivos cubanos y debe ser administrado por la Federación que los representa, una vez cumplidos los trámites que establece la ley para el reconocimiento de la propiedad intelectual. Tal es la voluntad de sus autores: José Quintín Cardoso Gómez, Lázaro Viñola, Felipe Rodríguez, Orlando González, Pastor Herrera , Manuel Rivero e Ismael León, que coordinó los trabajos.

Zapatafly2006 ya es referencia y contraste para la pesca deportiva cubana. En el transcurso de dos sesiones de pesca en el coto de Las Salinas los competidores capturaron y soltaron en presencia de jueces 140 macabies, y en el río Hatiguanico lidiaron e igualmente dejaron en libertad 15 sábalos. Sumados los resultados de la pesca y las pruebas de lanzado, la tabla de posiciones del primer evento de fly en la historia de la pesca deportiva cubana quedó del siguiente modo:
Todo esto es ahora historia. Zapatafly2007 se preparó durante semanas con empeño, pues es lo que correspondía ahora hacer. Fue suspendido. La ocurrencia no es nueva: en 1998 celebramos en el embalse Hanabanilla el Torneo Todos Estrellas de la Pesca del Bass en Cuba (Cuban All Star Bass Open Tournament), concebido para que los mejores pescadores cubanos de lobina negra boquigrande toparan con deportistas extranjeros: no tuvo segunda convocatoria. Los motivos serán tratados una u otra vez. Lo importante es que, una vez que se crea un nuevo valor para la comunidad, debería haber siempre quien apoyara su conservación.