Torneo infantil de pesca del Club de La Lisa
CON BUENAS GANAS




El Club de pesca deportiva de La Lisa, Ciudad de La Habana, aprovechó la semana de receso escolar de principios de mayo y en cuestión de horas puso a punto la convocatoria municipal al Torneo de Pesca Infantil que la Federación Cubana de Pesca Deportiva colocó en calendario como certamen nacional para agosto próximo.

De más está decir que el entusiasmo fue el primer componente de este pequeño encuentro deportivo, que tuvo una participación de siete niños y seis adultos, en las categorías de papá, mamá, abuelo y vecinos, algo que en sí mismo constituye una agradable muestra de que la familia tiene algo que ganar en una jornada de pesca.

En verdad, el feriado de una semana que en algunas ocasiones del año se da a los escolares de primaria en Cuba puede ser empleado para contactos como estos, aunque suceda que los padres no siempre puedan tomar vacaciones en tales días, la mayoría porque las reservan para estar todos juntos en el verano.

Fue toda ganancia la soleada mañana del martes 6 de mayo en el embalse Maurín, adonde llegamos por los medios que pudimos. Incluso la caminata al amanecer hasta la cortina de la presa, desde el poblado de Punta Brava, donde les dejó el ómnibus de transporte público, o el trayecto que algunos otros hicieron en bicicleta desde sus casas, fue el mejor de los comienzos.

José Noel EL GUAJIRO Baltar Urquiaga, presidente del Club municipal, había puesto a punto las cañas, para que los muchachos compitieran en la tradicional modalidad de vara criolla, de manera que en cuestión de minutos se colocaron las líneas en las presillas de los punteros y formaron cinco chicos y dos muchachitas para la foto oficial del torneo.



De inmediato papá, mamá, abuelo y el vecino amigo de casa rápidamente colocaron una lombriz a cada anzuelo y se dio la voz de ¡Comienza la pesca! para una sesión de cuatro horas. Así se veía el paisaje en ese momento.





A media mañana se pasó por los puestos con la merienda y hallamos que Reinaldo Borrego Reyes había sido el primero en lograr una captura y seguiría así hasta conquistar el triunfo.













Al final de los puestos estaba la chiquitina Iliane sumando pieza a pieza sus 12 puntos del segundo lugar bajo la mirada atenta de su entrenador, José Noel.















En el puesto de pesca número uno trabajó para el tercer lugar de la competencia Erik Daniel, que dice gustarle más la vara criolla que el spinning, y no quiere saber del fly. ¡Cosas de la edad! A pesar de que al abuelo se le escapó una tilapia, el pelirrojo mantuvo la confianza, logró la pieza adicional que se le pedía antes de sacar las líneas del agua y concluyó en tercer puesto.










Pero la pieza mayor, ¿de quién fue? Véanla en esta foto:












Aquí están las chicas que tan buen papel hicieron:














Y en esta foto uno de los chicos que probablemente más fuertemente trabajó por cada una de sus capturas. Ninguno se fue sin un pez, y él tampoco. Elito Ravelo se desempeña ya con mucha soltura en la vara y carrete.






Los niños -¿de qué otra manera podría concluir una competencia para ellos?- rodean el cake. Pero no fueron los únicos en comerlo, ¿vale?



En las próximas semanas seguramente tendremos el reporte de la competencia provincial capitalina. Entretanto, conversamos via telefónica con el amigo Rosendo EL BORRA Cabrera, presidente de la filial de la Federación Cubana de Pesca Deportiva en Ciego de Avila, y nos cuenta que allí participaron 21 muchachos en la competencia provincial infantil. La llevaron a cabo en el embalse Florencia y los ganadores fueron: Angel Terrero Sánchez, Deibis Avila Castillo y Lázaro Anay Echemendía. ¡En agosto nos vemos en Minerva, Villa Clara!